Funazucar, Azucarera La Grecia y Asociación Cepudo Food For The Poor entregan módulo de tres aulas en Villa Bertilia, Choluteca.

27/08/2021

Choluteca, agosto 2021. Las necesidades que presenta el sistema educativo hondureño siguen vigentes para el sector azucarero, y las mismas forman parte del compromiso social que a través de su fundación, Funazucar,  año a año se buscan atender. Por eso hoy junto a la Azucarera La Grecia hicieron entrega de un importante módulo educativo en el Centro de Educación Básica Emilio Williams de la comunidad de Villa Bertilia en el Departamento  de Choluteca. El proyecto también tuvo como protagonista a la Asociación Cepudo y Food For The Poor, quien a través de su convenio de cooperación con Funazucar aseguró el aporte económico para esta comunidad, que ahora cuenta con un lugar digno para que sus hijos reciban clases al estar aprobado el regreso a las aulas.

La motivación para concretar esta alianza fue la sobrepoblación existente en este centro educativo, que atiende a estudiantes desde 1ero a 9no grado escolar y que al regresar a las jornadas presenciales tendrán a disposición tres aulas nuevas. Elsa Osorto, Directora de Funazucar detalló que este es el Proyecto No. 98 de infraestructura escolar en el que Funazucar realiza una inversión, desde el año 2010, manteniendo el aporte  a la educación como uno de nuestros principales ejes de ejecución.

Este proyecto, además incluye la construcción de un módulo de seis baños, con sistema de recaudación y almancenamiento de agua lluvia, lo que permitirá que los menores cuenten con el vital liquido para cumplir con las medidas de bioseguridad y limpieza.  Linda Coello, Presidente de Asociación Cepudo y representante de Food For The Poor mencionó la importancia que tiene este proyecto para los niños y niñas de Honduras al brindar espacios dignos de aprendizaje, y contar con el apoyo de cooperantes nacionales como Funazucar y el sector azucarero, esto nos compromete a mantener nuestro trabajo diario para bendecir a nuestra población hondureña.

El respaldo a este centro básico también se vio reflejado en la entrega de 90 pupitres nuevos  para las aulas, escritorios y sillas secretariales para la labor administrativa. El total de esta inversión social sumó más del millón de lempiras. Por su parte, también la comunidad aportó fondos para la instalación eléctrica y ayudaron de manera continua para la construcción del módulo que beneficiará de manera directa a unos 150 estudiantes al regreso a las aulas.

Lorena Rodríguez,  representante de Azucarera La Grecia acotó sobre la importancia de este tipo de proyectos para las nuevas generaciones estudiantiles, quienes al regreso a clases encuentren en espacios pedagógicos dignos y adecuados para la enseñanza educativa nacional.