CONOCE MÁS SOBRE NUESTROS
PROYECTOS

Un Pueblo Un Producto

Es un proyecto que se ejecuta bajo la metodología japonesa                 Un Pueblo, Un Producto, el cual fomenta el desarrollo económico a través del aprovechamiento de la cultura, identidad, conocimientos y recursos propios de cada comunidad.

Actualmente desarrollamos esta iniciativa en San Marcos, Santa Bárbara y en Cantarranas, Francisco Morazán.

Objetivos

Crear y generar empleo e ingresos económicos en las comunidades

Empoderar la capacidad y la autonomía de las comunidades

Promocionar sabidurías y cultura del país, materia prima y labores locales

Desarrollar el recurso humano de la comunidad

Promocionar la creatividad de la comunidad con el desarrollo de productos y armonización de la cultura


Inicios del proyecto

Impulsamos la iniciativa Un Pueblo, Un Producto (One Village, One Product, OVOP) con el respaldo de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), con la finalidad de generar desarrollo económico en las comunidades de influencia de los sectores azucareros del país.

Iniciamos el proyecto en 2013, en San Marcos, Santa Bárbara, denominada como la "Capital de los Juegos Tradicionales de Honduras", donde identificamos los juguetes tradicionales como productos emblemáticos para generar desarrollo local a través de la promoción, producción y comercialización de los mismos.

Desde entonces, hemos organizado a los miembros de la comunidad, apoyado a microempresarios y productores, logrando trabajar en conjunto para fortalecer el proyecto y aportar al desarrollo sostenible de la zona.



Somos la organización pionera en implementar esta metodología de desarrollo japonesa en Honduras y mantenemos firme nuestro compromiso de replicar el proyecto en nuestras zonas de influencia, con el fin de fortalecer las economías de nuestras comunidades.


Debido al éxito obtenido con el proyecto en la zona nor-occidente del país, decidimos replicarlo en la zona centro, específicamente en la comunidad de Cantarranas, Francisco Morazán, donde se inició el proceso de implementación con el apoyo del ingenio azucarero de la zona, autoridades locales y miembros de la comunidad.

En esta zona se identificaron los dulces tradicionales como productos emblemáticos, por lo que hemos beneficiado a productores artesanales de esta categoría con diversas capacitaciones y entregas de equipo, con el fin de ayudarles a mejorar sus procesos de producción y comercialización.



Volver a Proyectos de Desarrollo Comunitario